Si no puede ver esta newsletter, pinche aquí

ELECCIONES PRESIDENCIALES USA, 2016

No existe en memoria reciente el recuerdo de unas elecciones a la Presidencia de los Estados Unidos en las que el elector se viera confrontado con un reto similar: el de elegir entre el futuro imperfecto que representa Hillary Clinton y la incógnita del vacío que propone Donald Trump. Nunca como antes serán los rechazos más que las afirmaciones los que condicionarán la voluntad del votante. E imposible sería encontrar en la serie del último siglo un candidato que, como Trump, haya puesto en duda las mismas esencias constitucionales americanas y la continuidad del papel consensual y estabilizador que los Estados Unidos han venido jugando en la esfera internacional desde al menos el final de la II Guerra Mundial.

El neo populismo trumpiano, tan parecido al que en la izquierda o en la derecha está condicionando la política doméstica en varios países europeos, merece espanto y exige análisis. Sobre todo cuando los pronósticos demoscópicos le otorgan unas posibilidades que hace tan solo un año parecían imposibles.

Ha sido tradicional observar el resultado de las presidenciales americanas como si de unas elecciones propias se tratara. Las de este 2016 acentúan si cabe esa elemental reflexión. Difícil resulta evitar un cierto vértigo.

 

 

La Circular del Círculo nº 18/septiembre de 2016

Círculo Cívico de Opinión El Círculo Cívico de Opinión en Twitter Darse de baja del Círculo Cívico de OpiniónProtección de datos del Círculo Cívico de Opinión