Círculo Cívico de Opinión
Contactar con el Círculo Cívico de Opinión El Cïrculo Cívico de Opinión en Youtube El Círculo Cívico de Opinión en Twitter
Inicio Razón de ser Socios Cuadernos y Posiciones Debates Artículos en prensa Comunicación Contacto
Razón de ser

TRAS UNA EXITOSA TRANSICIÓN desde la dictadura a una democracia ya plenamente consolidada, y tras varias décadas de no menos exitosos procesos de modernización económica, social y cultural, España aborda el comienzo del segundo decenio del nuevo siglo con un escenario incierto. Sin negar la existencia de ámbitos en los que se han efectuado avances importantes, lo cierto es que sobre nosotros pende todavía la salida a la grave crisis económica, y se percibe un claro desgaste de la confianza en la clase política y una crisis de gobernanza que, según muchos, está provocando una puesta en cuestión del mismo modelo de Estado y favorece el aumento de una cierta “fatiga civil”. España, que había tenido un gran proyecto nacional unificador, el de la transición, muestra dificultades para reencontrar una visión clara de su interés general por encima de los intereses partidistas y de las prácticas que se arraigan en otros particularismos.

No es de sorprender que, en este contexto, y pocos años después de haber dado por definitivamente resueltos los problemas que atenazaron a regeneracionistas o noventayochistas, brotan aquí y allá proyectos de “regeneración” e incluso se habla de la necesidad de una “segunda transición”, para unos el modo de superar la primera, para otros el modo de hacerla finalmente efectiva. En todo caso, es de resaltar ese ímpetu regenerador que pone de manifiesto que España no ha perdido el pulso y la sociedad civil se inquieta e incomoda ante el presente, buscando alternativas que nos devuelvan a una senda que se corresponda con un más activo papel internacional y sirvan para generar un nuevo proyecto nacional.

EL CÍRCULO CÍVICO DE OPINIÓN es un producto más de esa coyuntura de incertidumbre, en tanto que foro de la sociedad civil, abierto, plural e independiente, alejado de los partidos pero no neutro (y menos neutral). Su objetivo es ofrecer un vehículo para que grupos de expertos puedan identificar, analizar y discutir los principales problemas y dilemas de la sociedad española, pero con la finalidad de que esos debates, conclusiones y sugerencias puedan trasladarse a la opinión pública.

Para conseguir esos objetivos, el Círculo Cívico generará propuestas y sugerencias concretas, que serán sometidas al escrutinio de la opinión pública a través de los medios de comunicación, los clásicos y los nuevos, pues pretende utilizar al máximo las posibilidades abiertas por las nuevas tecnologías de la información, con objeto de que su voz pueda ser escuchada y se proyecte hacia afuera. Por supuesto, el Círculo Cívico no es ni será un partido político, y ni siquiera pretende apoyar a unos u otros de los existentes. Pero parte del convencimiento de que no es bueno que los partidos monopolicen el espacio de la política; ésta debe estar abierta también a otros actores; foros como el Círculo Cívico pueden contribuir a facilitar la colaboración mutua.

EL CÍRCULO CÍVICO DE OPINION toma la forma jurídica más simple, la de una asociación, y pretende trabajar con el mínimo posible de financiación y el mínimo posible de burocracia. No se trata de generar otra organización más sino de hacer que personas y organizaciones ya existentes sumen esfuerzos en una dirección común. Fundado por un grupo de ciudadanos preocupados por la marcha de la cosa pública, invita a todos los que puedan estar interesados a sumarse a su esfuerzo contribuyendo tanto con apoyo económico como -lo que es más importante- con su inteligencia y conocimiento.

©2017 CÍRCULOCIVICODEOPINIÓN - comunicacion@circulocivicodeopinion.es
POLÍTICA DE PRIVACIDAD - AVISO LEGAL - CONTACTO - PANEL DE CONTROL