CUADERNOS 30

Las delegaciones catalanas en el exterior

Nuestra historia nos debería advertir de los peligros de no tomarse en serio la Constitución. Durante los últimos tiempos asistimos en España a desbordamientos del texto constitucional que se alejan de su espíritu y de su letra. Son muchos los ejemplos. El reparto por cuotas partidistas de los integrantes de instituciones de garantía, como el Tribunal Constitucional o el Consejo General del Poder Judicial, representa un claro atentado al espíritu constitucional que exigió de mayorías parlamentarias cualificadas para elegir a personas de consenso y no de partido.

El incumplimiento constitucional flagrante de la duración de los mandatos en dichas instituciones, consecuencia de ese reparto partidista por cuotas. Durante los tiempos de la pandemia, la restricción de derechos fundamentales por gobiernos autonómicos sin las debidas garantías constitucionales. O, como se fundamenta en el documento que sigue a estas líneas y que hace suyo el CÍRCULO CÍVICO DE OPINIÓN, la asunción por las Comunidades Autónomas de competencias en materia de acción exterior que constitucionalmente corresponden al Estado.

DESCARGAR

¿Le gustó este contenido? Compártalo en sus redes...