El dragón centenario

La reforma de las pensiones: cuestión de honestidad

Artículo de Luis Fernández-Galiano  en ArquitecturaViva 236, 2021.

La China milenaria celebra un centenario. Fundado el 1 de julio de 1921 en Shanghái, el Partido Comunista de China llega a la efeméride tras haber liderado una transformación histórica que ha hecho del país una superpotencia política, económica y tecnológica. Su autocracia blanca ha mantenido el orden social en un territorio con 1.400 millones de habitantes, su capitalismo de estado ha generado prosperidad y bienestar para la mayoría de ellos, y su estímulo de la ciencia se extiende desde la inteligencia artificial hasta la exploración del espacio.

Este formidable auge no excluye las limitaciones a la libertad individual y el control de la población con técnicas como el reconocimiento facial; pero frente a lo que tantos habían pronosticado, la ausencia de democracia no se ha manifestado incompatible con la innovación y el crecimiento económico, las nuevas clases medias no han reclamado el fin del régimen de partido único, y Wuhan no ha sido el Chernóbil de China: el país se ha enfrentado al reto sanitario de la pandemia con la misma autoridad inflexible que usa para luchar contra la corrupción, un empeño que ha evitado hasta ahora su conversión en una cleptocracia.

VER ARTÍCULO COMPLETO

¿Le gustó este contenido? Compártalo en sus redes...