CUADERNOS 1 

España: ante una encrucijada crítica. Empleo, responsabilidad y austeridad.

EXCEPCIONALIDAD POSITIVA. España ha vivido durante los últimos treinta años un periodo extraordinario de prosperidad y libertad. Hemos pasado de la retaguardia a la vanguardia de Europa. Pero no es probable que el futuro sea tan favorable.

Debemos aprender del pasado y la principal lección es que semejante avance fue resultado de un esfuerzo colectivo hecho con generosidad, manteniéndonos unidos y siendo capaces de establecer grandes acuerdos entre todas las fuerzas políticas y sociales. No debemos olvidarlo.

EXCEPCIONALIDAD NEGATIVA. Ahora nos encontramos ante circunstancias muy distintas. Más aun, si algo caracteriza al presente es una excepcionalidad negativa. A una crisis política e institucional que se arrastra desde hace tiempo se suma una crisis económica sin precedentes, en parte importada y en parte propia. Y ni la una ni la otra tienen visos de solución a corto plazo.

Los españoles debemos prepararnos para un periodo largo de ajuste que nos enfrenta a opciones complejas, que en muchos casos obligan a elegir entre lo malo y lo peor.

HAY SALIDA. Tenemos los recursos para afrontar y salir de este duro trance y alcanzar una mejor posición. Nuestros activos son importantes: una población bien formada y educada, seria y trabajadora, que desea oportunidades y trabajo, no subvenciones; empresas responsables y dinámicas, con capacidad para internacionalizarse y competir

en la economía global, y una sociedad civil con espíritu crítico y solidario, dispuesta a comprometerse con el interés general. Falta ahora articular estos recursos, darles cuerpo, impulso, esperanza y norte.

DESCARGAR
DESCARGAR