POSICIONES 6 

Superar la desafección: recuperar el apoyo ciudadano.

La crisis ha provocado en la ciudadanía española, también en la europea, una extensión de la desafección hacia la política. Esta desafección no cuestiona el sistema democrático, pero sí la capacidad de lograr que la salida de la crisis se produzca de una manera  rápida, eficaz y cohesionada.

En tanto en cuanto el ajuste está siendo soportado de forma desigual por diferentes sectores económicos y grupos sociales, la ciudadanía percibe que los costes de la crisis se están repartiendo de forma inequitativa. También observa que la Unión Europea, que desde la instauración de la democracia ha sido un aliado estratégico a la hora de llevar a cabo reformas que incrementaran el bienestar y la cohesión social, está funcinando no sólo de forma sesgada y poco democrática, al primar los intereses de unos países sobre los de otros, sino ineficaz, en la medida en que sus soluciones  llegan siempre tarde o son insuficientes. Por último, la ciudadanía española también aprecia nítidamente hasta qué punto el sistema político-institucional, seriamente dañado en alguno de sus componentes esenciales, se ha convertido en un elemento agravante o retardante de la salida de la crisis.

En este documento, el Círculo Cívico de Opinión sostiene que, para superar la desafección, se deben adoptar medidas en tres ámbitos diferentes, pero interrelacionados entre sí: el global, el europeo y el nacional. Actuar sobre estos tres ámbitos es crucial, pues son las decisiones erróneas u omisiones de actuación en cada de una de ellos las que alimentan el malestar democrático y la desafección ciudadana. Para salir de esta crisis, y hacerlo de forma eficiente, democrática y con el apoyo de la ciudadanía, debemos entender cómo hemos entrado en ella y tomar las medidas que permitan corregir los errores cometidos.

DESCARGAR
DESCARGAR