Un relato para descifrar a Pablo Iglesias

Artículo de José Antonio Zarzalejos en El Confidencial, 18/03/2021

La decisión de Pablo Iglesias de dejar la vicepresidencia segunda del Gobierno para dar la batalla en las elecciones autonómicas del 4-M en Madrid tendría alguna lógica si el propósito, previamente consensuado, fuese el de encabezar una lista de unidad de todas las opciones de izquierda (PSOE, Más Madrid y Podemos) con solventes posibilidades de ganar por mayoría absoluta —o suficiente— y ser investido presidente de la comunidad.

Sin embargo, el secretario general de los morados no parece haberse garantizado ni lo uno ni lo otro. Por el contrario, que él pueda ser el galvanizador de la unión de las izquierdas en Madrid resulta inverosímil y que sin tal agrupación lleguen los partidos de ese espectro a superar a la suma de escaños de PP y Vox es improbabilísimo. Más aún cuando, en el supuesto de que Ciudadanos superase el 5% y entrase así en la Asamblea de Vallecas, los naranjas jamás votarían una coalición en la que Podemos estuviese incluido.

Si Iglesias no va a encabezar una lista única de las izquierdas y si no va a poder ser investido presidente de la Comunidad de Madrid, ¿por qué abandona el Consejo de Ministros a los 15 meses de entrar en él como vicepresidente?, ¿por qué entrega la sucesión de su liderazgo en el Gobierno y la futura cabeza de lista a las elecciones generales a Yolanda Díaz, ministra de Trabajo? En definitiva, ¿por qué se procura a sí mismo una aparente eutanasia política y hasta personal?

VER ARTÍCULO COMPLETO

¿Le gustó este contenido? Compártalo en sus redes...