CUADERNOS 6 

Una democracia de calidad: valores cívicos frente a la crisis.

CRISIS ÉTICA. La crisis económica es algo más que una crisis económica y política, es también una crisis ética que pone de manifiesto la debilidad de los valores de la civilización y la falta de espíritu cívico. En los últimos años, se ha echado de menos un marco ético efectivo que estimule la responsabilidad social y un buen uso de la libertad.

PERSEGUIR UN BIEN COMÚN. En una democracia que es, a su vez, un Estado de Derecho, es preciso perseguir un bien común que amplíe el horizonte de los intereses individuales como los únicos fines de la actividad económica y política. Por legítimos que sean los intereses privados, las instituciones y los ciudadanos se deben también a unos intereses comunes.

LA EQUIDAD COMO FIN. Sostener la equidad y, a ser posible, mejorarla, debería ser el principio irrenunciable de un Estado de Derecho. En muy poco tiempo, España consiguió poner en pie un Estado del Bienestar homologable con el resto de los países de nuestro entorno. Pero el modelo es frágil y no podrá sostenerse si no va acompañado de la voluntad de preservarlo por encima de todo. Hay que repensar el modelo con serenidad y con voluntad de conseguir acuerdos lo más amplios posibles.

DESCARGAR
DESCARGAR
2018-11-13T09:27:48+00:00