¿Nada será igual?

La pandemia de la covid-19 nos ha arrojado bruscamente a escenarios sociales inéditos e inexplorados para estas generaciones. Pero a medida que pasan los días y se afirma la evidencia de su extensión geográfica (más de mediomundo), su rápida expansión (casi exponencial), su prolongación temporal (meses, y no semanas) y su enorme rofundidad (crisis sanitaria, que se prolonga ya en crisis económica, y que se replicará como crisis social y política),empezamos a atisbar las enormes consecuencias, evidentes ya en el corto plazo, pero también en el medio y largo.

Son tantas las cosas que se pueden comentar que me limitaré a algunas inmediatas; en concreto, a dos experiencias colectivas que podrían (o no) ser la raíz de un aprendizaje mundial, y que han venido a reforzar dos viejas instituciones,hasta ahora bastante ninguneadas.

Publicado en El País, 08/05/2020.

VER ARTÍCULO COMPLETO